Dieta FODMAP
 
Después del diagnóstico de malabsorción a la fructosa/sorbitol lo primero que debemos tener muy claro, cuales son las sustancias que nos pueden hacer daño y en que alimentos las vamos a encontrar.
Hay que tener muy claro que la forma de comer va a cambiar radicalmente y no tendrá nada que ver con la anterior. Y esta nueva forma de comer, en esta primera etapa, tendrá como finalidad, intentar hacer desaparecer toda la sintomatología intestinal que acompaña a esta patología.

Desde el punto de vista nutricional, y en mi opinión personal vamos a distinguir 4 etapas en el tratamiento dietético de esta patología.

Estas etapas son:
 
1. Etapa restrictiva, en ellas vamos a retirar los alimentos que son ricos en fructosa, fructanos (inulina, FOS) polioles, galactanos y otros más. Los cuales son los responsables de la sintomatología intestinal que aparece cuando los comemos.

2. Etapa de reintroducción de alimentos, en ella iremos reintroduciendo las verdura y hortalizas en pequeñas cantidades para ver nuestra tolerancia y observar si poco a poco podemos ir aumentando nuestras cantidades, señal de que nuestra mucosa va mejorando. En esta etapa iremos viendo que otros alimentos podemos ir introduciendo diferentes a las verduras y hortalizas.

3. Etapa de combinación de alimentos, en ella vamos a ver como combinamos nuestros alimentos y aprenderemos que en esta etapa no se deben hacer ciertas combinaciones como frúctanos con polioles o polioles con galactanos o frútanos con galactanos. Y si nuestra mejoría va siendo buena, valoraremos comer alguna legumbres (garbanzos, lentejas, alubias).

4. Etapa de mantenimiento, en ella iremos comiendo todo lo que que comíamos en etapas anteriores e intentaremos hacer platos más complejos. E incluso veremos si toleramos combinaciones prohibidas. Pero para llegar a esta etapa queda un largo camino. No he mencionado la fruta en ningunas de las etapas, y es porque su introducción estará muy ligada a la cantidad de verdura que podamos tolerar. Aunque seamos capaces de tolerar 8 o 10 verduras, si la cantidad de ellas son pequeña, será difícil tolerar las frutas, donde los niveles de fructosa son mucho más elevados y donde la cantidad de fructosa suele ser con gran frecuencia mayor que el de la glucosa.

En el diagnostico de malabsorción a la fructosa/sorbitol, no solo hay que tener en cuenta estas dos sustancias, sino que hay que conocer otras, que si las comemos pueden empeorar nuestra sintomatología. Entre ellas tenemos: fructosa, polioles (sorbitol), fructanos (inulina, levanos, FOS), galactanos, XOS, algunos tipos de hemicelulosas, mucilagos, betaglucanos, pectinas, almidone resistente y algunas otras más.

Es necesario aprender:
 
- que alimentos las contienen
- en que cantidades están presente
- que cantidad podemos comer sin tener sintomatología
- y como combinarlas entre ellas.

Recordemos que la fructosa es un hidrato de carbono constituido por una sola molécula (monosacáridos), muy presente en las frutas, pero hay otros azucares formado por dos moléculas, que se llaman disacáridos y entre ellos tenemos la sacarosa. Que esta formada por glucosa y fructosa, por ello, la fructosa total de un alimento será la suma de las dos. Hay otros disacáridos, como lactosa. Luego para calcular la cantidad total de un monosacárido hay que sumarle a la forma libre lo que contiene el disacárido. Entre los principales monosacáridos tenemos: glucosa, fructosa, sacarosa y manosa. Y entre los disacáridos tenemos: sacarosa, lactosa y maltosa. Para comenzar esta etapa desecharemos los productos que contengan mayores cantidades de fructosa, polioles (sorbitol), galactanos y en gran medida los que contengan muchos fructanos, es decir, intentaremos tomar poca fibra. Ello quiere decir que nos olvidamos de las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, y por supuestos de los productos prefabricados (prohibidos hablar de ellos, en esta primera etapa).

Ya veremos que vamos a hacer con los cereales...