¿Qué es un Nutricionista?


La ley de Ordenación de las Profesiones sanitarias 44/2003, artículo 7.2.g) califica como Dietistas-Nutricionistas a los Diplomados universitarios en Nutrición Humana y Dietética que desarrollan actividades orientadas a la alimentación de la persona o de grupos de personas, adecuadas a las necesidades fisiológicas y, en su caso, patológicas de las mismas, de acuerdo con los principios de prevención y salud pública.

Según la Conferencia de Consenso del Perfil Profesional del Diplomado en Nutrición Humana y Dietética:

Un dietista-nutricionista es un profesional de la salud, con titulación universitaria, reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo, desde los siguientes ámbitos de actuación: la nutrición en la salud y en la enfermedad, el consejo dietético, la investigación y la docencia, la salud pública desde los organismos gubernamentales, las empresas del sector de la alimentación, la restauración colectiva y social".


Funciones del nutricionista


El objetivo de un dietista – nutricionista, además de ayudarle a mejorar los síntomas de su alergia o intolerancia, es que disponga de todas las herramientas necesarias para que disfrute de una alimentación sana y variada que cubra todas sus necesidades nutricionales.

En todos los lugares donde una adecuada alimentación puede ayudar a mejorar la calidad de vida, los dietistas enseñan, investigan, valoran, guían y aconsejan. La profesión de dietista-nutricionista lleva implícita en su ejercicio la educación alimentaria y nutricional en cualquiera de los campos donde es posible ejercerla.
 

La figura del dietista, siempre de acuerdo con la sociedad en que desarrolla su labor, actúa en los siguientes ámbitos con funciones específicas de cada uno de ellos:
 

- Dietista clínico. Actúa sobre la alimentación de la persona o grupo de personas sanas o enfermas (en este caso después del diagnóstico médico), teniendo en cuenta las necesidades fisiológicas (o patológicas si es el caso), preferencias personales, socioeconómicas, religiosas y culturales.
 

- Dietista comunitario o de salud pública. Actúa sobre la población en general, desde entidades diversas, desarrollando y participando en programas de políticas alimentarias, de prevención y salud en general, y de educación alimentaria, dentro del marco de la salud pública y la nutrición comunitaria.
 

- En restauración colectiva Participa en la gestión y en la organización, y vela por la calidad y la salubridad de los alimentos durante todo el proceso de producción. Forma al personal del servicio de alimentación en materia de seguridad alimentaria, planifica menús y valora el equilibrio nutricional de la oferta alimentaria.
 

- En la industria. Asesor en la innovación de nuevos productos y en el marketing social relacionado con la alimentación.
 

- Docencia. Formador en centros públicos y privados en los que se imparten conocimientos sobre alimentación, nutrición y salud.
 

- Investigación. Capacitado para integrarse en un equipo multidisciplinar de investigación y desarrollo. Potencia la investigación en el área de la alimentación, la nutrición y la salud.
 


¿Como trabaja un nutricionista?

En la primera visita revisará las pruebas que le hayan hecho hasta ahora para ver que sean las adecuadas. Si aún no se ha realizado ninguna prueba o no tiene un diagnóstico médico, pero piensa que hay algo que no le sienta bien, intentará facilitarte toda la información que precise para que se realicen las pruebas necesarias.
 

Una vez identificado su caso analizará que está comiendo actualmente, que productos le generan molestias o le producen una reacción indeseada y que síntomas tiene exactamente. En un principio, se empezará por retirar todos aquellos alimentos le esten causando molestias para que empiece a sentirte mejor.
 

Tras la visita inicial comienza el proceso de cambio. Se trata de visitas de seguimiento donde se iran introduciendo cambios en su alimentación hasta que interiorice y consiga tener una alimentación sana, equilibrada y libre de los síntomas incomodos que le producía su alergia o intolerancia. Para ello:
 

Es importante entender qué supone para su organismo la intolerancia o alergia que sufre. Y que sepa los efectos positivos que pueden tener  los cambios que se vayan introduciendo.

Le explicará cómo escoger los mejores productos y aquellos que debe evitar, pero sobre todo, se centrará en empezar a trabajar y variar con los alimentos que si puede consumir.

Aprenderá a revisar las etiquetas correctamente para que ningún alimento le cause un problema indeseado.

Asegurarse que, pese a tener que evitar ciertos alimentos, cubra todas sus necesidades nutricionales con una alimentación variada y saludable.
Planificar menús adaptados para su alergia o intolerancia, pero, también adaptados a su día a día y circunstancias.

Compartir ideas y recetas saludables adaptadas para su alergia o intolerancia alimentaria. También que opciones tiene para substituir esos alimentos que no puede tomar en los platos que le gustan para que pueda disfrutarlos igualmente.

 

El objetivo de un nutricionista és que se sienta mejor, que su calidad de vida haya aumentado y que los síntomas de su alergia o intolerancia vayan desapareciendo o se vayan reduciendo considerablemente. Notar los beneficios de su nueva alimentación, dejar de temer a la comida y disfrutar de una nueva forma de comer acorde con las necesidades de su organismo.

 


Más información en la página web de la Fundación Española de la nutrición:
http://www.fen.org.es/index.php