Cuál es la función de la Osteopatia?

La osteopatía es una medicina manual que toma al cuerpo como un todo. Se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y por lo tanto los trastornos en un sistema afectan el funcionamiento de los otros. La osteopatía da solución a la causa del problema. El diagnóstico y el tratamiento para que sean seguros deben estar realizados por un osteópata.
 

La osteopatia en problemas digestivos

Las principales disfunciones viscerales que trata esta especialidad son:
 

· Fijaciones: Adherencias por secuelas de intervenciones quirúrgicas y tratamiento de cicatrices internas o externas.
 

· Ptosis / prolapsos: Por efecto de la gravedad, embarazos, disminución del tono abdominal… los órganos tienen tendencia a descender por una debilidad del sistema ligamentoso.
 

· Espasmos de víscera, esfínteres y falsos esfínteres: El espasmo de la pared del intestino provoca un cólico, un espasmo del esfínter de oddi limita el vaciamiento de bilis de la vesícula biliar provocando en el paciente una dificultad en la digestión de las grasas y a medio plazo, una posible aparición de cálculos biliares. Con técnicas de inhibición y de movilidad, podemos ayudar a mejorar el tránsito intestinal actuando sobre la musculatura de ciertas vísceras.
 

· Congestión: Algunos órganos como el hígado, pueden ver dificultado su aporte sanguíneo (arterial y/o venoso) provocando una congestión que puede dificultar el correcto funcionamiento del órgano en cuestión.

Las mejoras a nivel digestivo suelen ser bastante evidentes en pocas sesiones. En muchas ocasiones, los pacientes acuden a la consulta por un dolor dorsal o lumbar que no ha mejorado con otros tratamientos.

Después de una anamnesis y exploración completa, el osteópata encuentra por ejemplo una fijación del colon descendente como disfunción principal. Al preguntarle por sus hábitos digestivos, el paciente refiere un restreñimiento de varios años de evolución que ha empeorado en los últimos meses, coincidiendo con la aparición de la lumbalgia.

El tratamiento del colon puede en este caso resolver en gran medida el dolor lumbar (motivo de la consulta) pero no es poco frecuente que el paciente refiera una mejora muy importante de sus deposiciones. Muchos pacientes desconocen los beneficios de la osteopatía en el sistema visceral.

De todas formas, los desórdenes intestinales pueden tener muchos orígenes y en muchas ocasiones es imprescindible el tratamiento de otros profesionales como médicos, nutricionistas y en algunos casos psicoterapeutas, ya que los trastornos digestivos pueden tener un trasfondo de problemática psicoemocional.

En ciertos problemas, como las hernias de hiato con reflujo, no podemos solucionar el problema; pero podemos disminuir la sintomatología y mejorar la calidad de vida con visitas regulares cada 2 o 3 meses.

Es una terapia manual, por lo que, gracias a la osteopatía, podemos conseguir que el paciente deje de tomar o disminuya la medicación para estas pequeñas disfunciones (laxantes, omeoprazol…) y al abordar al paciente de manera holística mejoraremos de manera indirecta su postura, dolores dorsales y lumbares (muy comunes en pacientes con problemática digestiva), circulación sanguínea y drenaje linfático.

Cada órgano se relaciona con ciertas emociones, y tratando el cuerpo físico, y en particular los órganos y vísceras, podemos ayudar a algunos de nuestros pacientes a superar algunos problemas emocionales.



Más información en la página web de la Federación de Osteópatas de España:
http://www.federacionosteopatas.com/la-osteopatia/