¿Cómo hacerse la prueba detección de parásitos en heces ?

 

Examen en fresco de las heces: con una sola muestra permite identificar trofozoitos o quistes en el 50-70% de las tomas verdaderamente positivas. Si se recogen 3 muestras la efectividad de la prueba llega al 90%. -Aspirado y biopsia duodenal: se identifica el microbio y los cambios anatomopatológicos del intestino delgado: atrofia, ensanchamiento e infiltración inflamatoria. -Técnicas de inmunofluorescencia (ELISA) se puede identificar antígenos específicos de G. Lamblia, con una sensibilidad y especificidad del 90-100% y del 95-100% respectivamente. -Serología: se utiliza únicamente para la investigación. Permite detectar anticuerpos que genera el organismo durante y después de la infección, por lo que su determinación no es útil para diferenciar una infección activa de una pasada. Además en el estudio se producen muchas reacciones cruzadas con los anticuerpos de los protozoos. Por esto, la serología no se utiliza para la práctica clínica, sino para estudios epidemiológicos e investigación. La reacción de cadena de polimerasa, en heces, utilizando distintos iniciadores que amplifican secuencias específicas. - Estudios radiológicos. Los pacientes presentan signos radiológicos inespecíficos como el engrosamiento y la distorsión de las primeras porciones del intestino delgado. Es necesario tener en cuenta la asociación de giardiasis con la hiperplasia folicular linfoide intestinal, que se puede sospechar en la radiografía abdominal con contraste. 
 

Una  vez diagnosticada la patología intestinal podrá ser abordada mediante un manejo dietético y nutricional requiriendo, en algunas ocasiones como las parasitosis, de tratamiento farmacológico. De esta forma se reduce la inflamación local, mejora la absorción intestinal de los nutrientes,  contribuyendo a mejorar  la sintomatología y con ello la salud del paciente y su calidad de vida.
 

Los análisis básicos comprenden un estudio de:

  • Heces:  muestras para estudio parasitológico.
  • Saliva para realizar pruebas inmunológicas específicas (anticuerpos anti-Giardia)

 

Cuando un resultado sea positivo, se derivará a un médico especialista para que paute el tratamiento y una vez finalizado se volverá a citar al paciente para su reevaluación.

El resto de sesiones se basarán en un seguimiento de la evolución, según las características del tratamiento y las necesidades de cada paciente.

 

¿Qué sintomatología presenta la parasitosis intestinal?


Se suele acompañar de una inflamación intestinal leve de la mucosa intestinal que provoca una renovación celular acelerada, que puede resultar en una alteración de la digestión y absorción de los nutrientes, además de una pérdida de la función barrera y de forma secundaria la penetración de bacterias comensales. Entre los síndromes de malabsorción que provocan se encuentran los que conocemos como intolerancia a lactosa y fructosa, que aparecen de forma secundaria a la parasitosis. La giardiasis es la parasitosis que más frecuentemente se relaciona con este tipo de patologías.

Las parasitosis crónicas requieren tratamiento farmacológico para ser eliminadas, con lo que en estos casos si no son diagnosticados, el manejo dietético no proporcionará los beneficios esperados al paciente y la malabsorción permanecerá por lo que los déficits asociados a ellas también.