¿Cómo nos puede beneficiar el yoga?
Oriol Ginestà (Profesor de yoga y Sonoterapeuta)

 

Desde la antigüedad, las personas se han acercado al yoga en busca de herramientas y soluciones para mantener o recuperar su bienestar y profundizar en el conocimiento personal. 

Si bien el nacimiento de esta filosofía milenaria que fomenta una vida equilibrada entre cuerpo y mente se sitúa en India, el yoga que practicamos en la actualidad, esta influenciado también de tradiciones como la gimnasia Sueca i otras disciplinas mucho más modernas.

Seguramente hayas oído hablar de los numerosos beneficios que se asocian a esta famosa practica para toda aquella persona que se acerque a su fuente. Algunos de los más conocidos son:

 

Reducción del estrés oxidativo   ( Calma interior )

Mejora en la circulación, articulaciones, músculos y tendones   ( Buen tono físico )

Mejora en en sistema digestivo y en general de las funciones de los órganos  ( Salud equilibrada )

Claridad mental  ( Buen respiración )

Realización personal  ( Presencia y visión clara de nuestra vida )

 

 y en definitiva, una mejora en general de nuestro estado de animo y actitud frente a los vaivenes de la vida.

Si bien estos son los beneficios mas generalmente conocidos, cabe destacar que la incorporación progresiva a nuestra vida de los conceptos fundamentales que inspira el yoga, nos puede ayudar a desarrollar nuestras cualidades más profundas y acercarnos a la realización personal des de la paz y el equilibrio internos, siendo estos la verdadera fuente de beneficios que nos puede aportar en la perspectiva de toda una vida.

 

¿Cómo funciona el yoga ?
 

Todas estas aportaciones beneficiosas son basicamente gracias a que el yoga es una practica que consiste principalmente en centrar la mente en el instante presente.

Esto nos ayuda a calmar el parloteo mental que nos empuja a estados emocionales desequilibrados con las conductas nocivas adyacentes que nos derivan hacia una salud frágil, y lo hace aportando más consciencia sobre nuestros hábitos de vida, la relación con nosotros y nuestro entorno, y la restitución de la confianza en las decisiones que tomamos frente al zigzagueante sendero de nuestro desarrollo vital y personal.

También y sobre todo, gracias a que uno de los pilares donde más hincapié hace el yoga es en experimentar una relajación profunda que nos sirva de base donde recuperar esa confianza aveces perdida con la esencia de la vida y la intimidad personal, la misma que nos ayudara a cultivar una relación mas equilibrada entre nuestros pensamientos y acciones, ayudando progresivamente a la liberación de barreras mentales para volver a ver la vida des de una visión mas amplia donde sea posible una mejora de la calidad de esta y por consecuencia una mejora general de nuestra salud.

Pero para que todos estos beneficios se desarrollen en nuestro presente hay que saber que no basta con hacer de vez en cuando una postura durante algunos minutos.El yoga no aporta grandes beneficios a nivel de practica mecánica, al menos, no mas de los que pueden aportar unos estiramientos básicos.

Por eso, si no has practicado nunca yoga, lo mejor es que vayas a una escuela para recibir en persona las instrucciones iniciales ya que cada persona debe adaptar la practica a su cuerpo mente e ir progresando a su manera i ritmo.

Así pues, si estás en un momento en el que sientes que te gustaría hacer algo por tu salud i bienestar, puedes tener muy en cuenta la practica regular de yoga como complemento de tu día a día. 

Si practicas con respeto y paciencia hacia ti mism@ sin ninguna duda te ayudará a desarrollar dinámicas que te harán sentirte mejor contigo y los demás, recuperarás vitalidad, claridad mental, salud y alegría.

Aprendiendo a sentir el instante presente como un campo fértil donde solo tu decidirás que plantar.

 

http://oriolginesta.com/



Música relajante para  dormir mejor