Masajes abdominales

Hay varios masajes que nos pueden ayudar a sacar los gases, defecar, desinflamar nuestro intestino o simplemente aliviar el dolor.

¿Pero como podemos hacerlo?

Masajes para el estreñimiento

Cuando los intestinos se bloquean y no dejan expulsar los residuos fecales de más de tres días, hablamos deestreñimiento, una patología que generalmente produce dolores, punzadas y dificultad para ir al baño. Los motivos de la aparición de estreñimiento pueden ser variados, desde una mala alimentación, hasta los nervios o el estrés, pasando por problemas intestinales u otros trastornos del aparato digestivo y excretor. Aunque no tiene una fácil solución,  te proponemos una manera de aliviar el fuerte dolor que puede producirte el hecho de no ir bien de vientre. A continuación, te explicamos cómo hacer masajes para el estreñimiento, una manera útil de relajar el abdomen para mejorar la evacuación.

La terapia del masaje es uno de los tratamientos más efectivos para combatir el estreñimiento. Con ella, consigues activar el movimiento peristáltico básico y necesario para facilitar la evacuación y ayudar a la salud del tránsito intestinal. La medicina naturista promueve este tipo de terapias naturales para vencer al estreñimiento y tratar los agudos dolores que puede llegar a producir.

Para hacer el masaje para el estreñimiento terapéutico, lo primero que debes hacer esbeber un vaso de agua. ¿Qué sentido tiene? Es fácil de comprender. El líquido nos ayudará a aumentar la fluidez del bolo fecal, por lo que será mucho más sencillo poder expulsarlo después de activar el movimiento intestinal a través del masaje.

Pasos a seguir:

Túmbate boca arriba, con las piernas relajadas y el cuerpo relajado.
Después, coloca tus manos sobre el abdomen e intenta imitar el movimiento natural de los intestinos sobre él.
Mientras procuras que tus manos muevan a modo de ondas tu abdomen (de arriba a abajo y de un lado hacia otro), debes realizar inspiraciones profundas. Gracias a las caricias abdominales, conseguirás estimular los nervios receptores de la zona, así como aumentar la sensibilidad del abdomen.
 

Otro masaje que funciona a la perfección es el masaje circular y para llevarlo a cabo debes realizar el siguiente procedimiento:

Túmbate hacia arriba, estira las piernas y relaja el abdomen.

Empieza el masaje a ritmo lento y ve aumentando la intensidad progresivamente, recuerda que deberás colocar las manos sobre el abdomen.
Las manos deberán realizar el movimiento intestinal de manera circular, moviéndose en dirección de las agujas del reloj.Este tipo de masaje circular te ayudará a bombear distintos tramos del colon, presionándolo y drenándolo. Con este tipo de masaje, conseguirás vaciar el intestino grueso y facilitar la evacuación. 

El masaje por pasos es otra opción excelente para combatir el estreñimiento:

Empieza con unos pequeños roces circulares con los dedos para trabajar en el intestino delgado.
Después, deberás realizar frotaciones siguiendo la dirección descendente del colon, siempre moviendo las manos de manera circular para realizar el masaje.
Deberás ir ejerciendo presión y relajando el abdomen para ayudar a los intestinos a mejorar su tránsito y poder evacuar con facilidad.

Recuerda que la posición correcta para realizar el masaje es estando tumbado boca arriba con las piernas estiradas y el cuerpo relajado.
 

Masajes para aliviar los malestares del estómago y el sistema digestivo en general
 

Es posible que durante determinadas temporadas nos veamos afectadas por malestares asociados al estómago y al sistema digestivo en general,Especialmente si nos vemos asaltadas por dolores de estómago en etapas de mucha ansiedad, el masaje abdominal dispone la cap acidad de aliviar alguno de los síntomas más molestos de dicha anomalía. Existen técnicas para aliviar problemas digestivos o una acumulación anormal de gases.

 

Los masajes en el estómago resultan uno de los métodos más efectivos con los que nos podemos topar para eliminar anomalías tan molestas como el estreñimiento. El movimiento que se realiza con estos ejercicios puede, además, fortalecer la musculatura del tracto digestivo, lo cual puede potenciar la eliminación adecuada de la materia fecal acumulada. Si decidimos intentar dar el masaje por nosotras mismas, podemos mejorar la función digestiva con un movimiento circular sobre el estómago, siempre hacia la derecha, de forma que simulemos el recorrido del flujo sanguíneo.

Tanto la ansiedad como el estrés pueden conducirnos, en muchas ocasiones, a sufrir diversas dolencias relacionadas con el estómago. El efecto de relajación que produce el masaje sobre el estómago puede ayudarnos a aliviar síntomas como un dolor excesivo, los gases o la propia inquietud generada por el estado de nerviosismo. Esta técnica también puede servirnos para lograr estimular el funcionamiento de los órganos internos, incluso los más delicados como el hígado o la vesícula biliar, además de mejorar convenientemente la circulación de los vasos sanguíneos situados en la cavidad abdominal.

Con unos sencillos pasos, que podremos aprender siendo aconsejadas por profesionales en la materia o, incluso, por nuestros médicos de cabecera, podremos aliviar pequeñas molestias localizadas en el estómago aplicando tan solo esta técnica de masaje abdominal. La duración puede rondar entre 20 y 30 minutos, teniendo en cuenta que debemos iniciar el movimiento con una fase de calentamiento, en la que adoptemos la presión y el ritmo correctos, y finalizar con una etapa de enfriamiento en la que vayamos relajando progresivamente la zona hasta la conclusión del masaje.